E-Ideas

Alimenta tu Motor Creativo

La comunicación en la ciudad que nunca deja de hablar

Paseando por el High Line encontramos todo tipo de carteles, prints y vallas publicitarias que nos invitan a eventos culturales o galerías de arte. No nos sorprende demasiado; diseño dinámico y fresco, texto explicativo e imagen que ancla al texto.
La sorpresa se produce cuando vemos un cartel de cartón escrito con un rotulador a mano.


En su traducción podemos leer:

“El Arte Contemporáneo ha quedado anticuado, la Floraissance ha comenzado”.

Una vez analizamos el mensaje, nos llama la atención la manera de enunciar el cese de un movimiento artístico para dar lugar al surgimiento de uno nuevo.
Nos sorprende la manera de comunicarlo; ofreciendo un viaje a lo convencional: cartelería escrita a mano con un mensaje claro, conciso y rico en misterio. Así es la comunicación de un nuevo movimiento artístico.

No se percibe ninguna imagen, diseño o logotipo que haga referencia al emisor del mensaje. Aunque pueda parecer un arma de doble filo el hecho de jugar con la incertidumbre, en este caso, ha sido un logro. Haciendo una búsqueda en cuanto a “Floraissance” encontramos 482 hashtags en Instagram que hacen referencia al término, además de fotografías que muestran diferentes tipos de carteles (aunque se sigue manteniendo el mismo mensaje con el mismo formato).

Antes de focalizar lo que dice el mensaje, primero nos centraremos en la forma en la que es comunicado. De esta manera, planteamos una cuestión:

¿Por qué un mensaje en un formato convencional en pleno auge multimedia?

No tenemos la respuesta exacta, pero tras haber analizado el contexto y los elementos utilizados para llegar a un receptor, nos llevan a la conclusión de la sobreinformación. Leemos, vemos, experimentamos y observamos  miles de mensajes cada día. Cada uno en diferentes contextos, formatos, colores y dimensiones.
La sobreinformación hace que nuestra mente se acostumbre a encontrarse todo tipo de información, de manera que sea cada vez más difícil sorprendernos e intrigarnos con un mensaje.

La globalización y la espontaneidad del contenido son los protagonistas del auge comunicativo que experimentamos hoy en día. Tras ver un cartel escrito únicamente a mano, con un misterioso texto en medio de un bosque de prints con ilustraciones a todo color, nos damos cuenta de que en algunas ocasiones, recurrir a elementos empleados en el pasado para comunicar, es una gran idea. Nos traslada al romanticismo de investigar el motivo del mensaje, la autoría y su contenido.

¿Floraiss…qué?

Exacto. Ya es hora de centrarnos en el contenido del mensaje. “Floraissance”.

Así describe este nuevo término, creado por un jardinero del arte con nombre propio: André Feliciano. Nacido en 1984 en São Paulo, Brasil, el arte y la fotografía fueron sus grandes aliados 2001, cuando comenzó a desarrollar una filosofía que tenía su base en una perspectiva artística.
Cuando vagamos por su trayectoria profesional, descubrimos que ha protagonizado trabajos para el blog de la revista Time y expuesto su trabajo en el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo, Photoville en Nueva York y la galería Bonni Benrubi.
El trabajo de este jardinero del arte amante de la fotografía, es un reflejo de estas dos grandes pasiones: sus piezas consisten en utilizar flores artificiales que a simple vista son percibidas como tal, pero una vez desde cerca están compuestas por diminutas cámaras fotográficas hechas con material de resina.

¿El objetivo de sus piezas? Ofrecer una perspectiva alternativa a lo que nuestros ojos están acostumbrados a ver.

Para concluir, no hay mejor manera de manifestar un nuevo movimiento artístico que haciéndolo de una manera reivindicativa; hecha del mismo material que se pueden observar en manifestaciones o protestas. Cartón y tinta son los únicos elementos que a este jardinero del arte le basta para despertar el interés por la Floraissance.

 

¡Desde Nueva York hasta nuestra oficina de Alicante, te damos la bienvenida!

 

 

adminLa comunicación en la ciudad que nunca deja de hablar
Share this post

Join the conversation